Conectate con nosotros

Chimalhuacán

Exigen justicia para Diana a 3 años de su muerte en Chimalhuacán

| Publicado

el

CHIMALHUACÁN (2 JULIO 2020).- A tres años de su muerte, y de impunidad, este jueves familiares y activistas realizaron una protesta en el Ministerio Público para reclamar justicia por el feminicidio de Diana Velázquez Florencio.

La madrugada del 2 de julio de 2017 el cuerpo de Diana fue localizado con signos de violencia sexual y las autoridades la describieron como de sexo masculino, ese “detalle” complicó las indagatorias del caso.

“Estas mismas autoridades omisas, ineptas habían tenido conocimiento del cuerpo de mi hija que había sido abandonado esa madrugada del 2 de julio, pero en su ineptitud la habían levantado como si se tratara de un masculino”, relató Lidia Hernández, madre de la víctima.

Diana tenía 24 años y aunque ya no estudiaba, le gustaba leer y vendía dulces para apoyar a su familia en la Colonia Santa María Nativitas, donde vivía.

Aquél 2 de julio, Diana y su mamá acudirían a tramitar el Seguro Popular al Hospital “90 Camas”, pero el short corto que la joven se puso, provocó una discusión. Diana se molestó y salió de su casa para nunca volver.

El arrebato la condenó a la muerte a manos de desconocidos que la violaron y luego tiraron su cuerpo asfixiado a un costado de la Plaza Chimalhuacán, a unas cuadras de su casa.

En un municipio incluido en la Alerta de Género, el protocolo respectivo no fue activado, aunque se denunció su desaparición de inmediato. En su desesperación, Lidia pidió a patrulleros revisar una casa abandonada, donde creía que podía estar su hija, pero los policías ni siquiera sabían del caso.

En el colmo de la negligencia, Diana fue hallada cuatro horas más tarde el mismo día que desapareció, pero ni la Policía municipal ni la Fiscalía mexiquense verificaron las alertas de desaparición.

Diana fue llevada a la morgue de Nezahualcóyotl como un hombre, incluso como un travesti, por lo que su familia no supo de ella hasta una semana después y por casualidad. A estas omisiones, se sumaron la falta de estudios de ADN a los fluidos hallados en el cuerpo y la ropa de la víctima, tampoco hubo pruebas toxicológicas, histopatológicas o raspado de uñas.

Han pasado 3 largos años, y  no hay ningún detenido por el caso.

Haga clic para comentar

TENDENCIAS