Conectate con nosotros

Nezahualcóyotl

VIDEO: Muere pareja en tiroteo en la Esperanza; implican a policías


Por Guadalupe I. Ortiz Ramírez.

NEZAHUALCÓYOTL (3 noviembre 2019).- En pleno Día de Muertos y a una calle del Panteón Municipal, un matrimonio murió tras un tiroteo en la Colonia Esperanza, testigos de los hechos señalaron a los policías municipales como los responsables, pero la corporación local lo negó.

Todo comenzó cuando “El Perri”, vecino de la Calle 18 salió a echarse un “porro” frente a su casa la noche del sábado, acción que su vecino Gustavo le reclamó para luego meterse a su casa, pero un sobrino de éste salió con una pistola y disparó al aire buscando amedrentar al “Perri”, lo que desató una riña, según contaron testigos.

Eran casi las 20:00 horas cuando los disparos alertaron a los policías municipales que fueron desplegados en el operativo de vigilancia al cementerio; según los curiosos, los agentes llegaron disparando y en el tiroteo habrían herido a Gustavo y su esposa Virginia, cuando salieron a ver qué ocurría.

Uno de los balazos le impactó en la cabeza a ella, quien cayó frente la puerta del número 136, entre Escondida y Cama de Piedra, mientras que Gustavo recibió dos balazos en el pecho, que lo privaron de la vida cuando era atendido en el hospital de La Perla.

“Los de la patrulla GEM-40 fueron los primeros en llegar y llegaron disparando, fue un policía el que la mató y le disparó a Gustavo, luego se fue corriendo de aquí”, acusó una mujer que presenció la riña y el tiroteo.

“‘El Perri’ se aventó un tiro con el chavo del Bernardo, (éste) sacó un cuete y tiró al aire, llegó la tira y los empezaron a balacear. Era una riña, los policías llegaron bien rápido y como no se dejaban de pelear, los policías les dispararon y se escuchó cuando los polis gritaron ‘ya le dieron (ala mujer)’”.

Sin embargo, la Policía municipal asegura que cuando atendieron el reporte, sus elementos fueron recibidos a balazos, por lo que repelieron la agresión.

“Al llegar los oficiales, dichas personas les efectuaron varias detonaciones, para después dispersarse del lugar, visualizando así los oficiales a una femenina en la carpeta asfáltica con una lesión en la cabeza”, refieren los informes.

La mujer fue identificada como Virginia Sánchez Ortega, de 38 años, y su esposo como Gustavo Rodríguez Moreno, de 39. Los vecinos aseguran que las rencillas entre las familias involucradas son antiguas.

En el lugar quedaron esparcidos 12 casquillos, pero serán los peritajes de la Fiscalía General de Justica mexiquense los que determinen las trayectorias y el origen de los disparos.

“El Perri” fue llevado ante el Ministerio Público para rendir su declaración sobre los hechos.

 

 

 

 

Haga clic para comentar

Facebook

TENDENCIAS